13 de julio de 2011

Mi momento

Cuando el silencio me envuelve
con su tranquilo abrazo,
la tranquilidad y el sosiego
se apoderan de mi cuerpo.


Apreciados momentos
los de paz y clama,
que la armonía traen
a mi agotado cuerpo.


                                Esa paz codiciada,
                                tan deseada por momentos,
                                me lleva a un remanso
                                de gratitud infinita. 
                                                                                   
                                Atesoro esos momentos,
                                como a piedras preciosas y
                                cuando terminan,
                                sigo mi caminar convencida,
                                porque otro de esos tesoros,
                                me visitará de nuevo.


                                No sé cuándo, sí se dónde,
                                en la paz que me da mi hogar,
                                cuando las aguas
                                permanecen en su cauce.


                                            P.S.

15 comentarios:

  1. Patri muy bonito,dá paz el leerlo al menos a mi me lo ha dado,es verdad que cuando tenemos tanto trabajo y tantas cosas que hacer un momento de respiro y de paz se agradace mucho y se cogen fuerzas para seguir ,con todo lo que se nos presenta dia a dia,que no es poco.

    TE QUIERO MUCHO,MUAKKKS.

    menchu_



    tu mami ciber.....

    ResponderEliminar

  2. Cuando a las cumbre veas llegar la borrasca abre las ventanas y la luz del arco iris dispersará las dudas que puedan estar pobladas de sombras...

    Feliz fin semana para que el cuerpo descanse con premura. Es mi deseo como cada semana, para el amig@ que siempre tiene esa palabra afable para endulzar los sentimientos que reposan en el interior del alma...

    Un adiós y hasta el primer instante que me sea posible volver a abrir el marco virtual que alberga la amistad del universo.

    (Desde hoy he empezando a festejar mi santo y me apetece compartirlo contigo..)

    Siempre tuya...

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  3. Anónimo14.7.11

    Andy que bonito, lo he leido varias veces y es verdad que emana paz. Aprovecha esos instantes hasta exprimirlos y disfrútalos, ainsss que bonito por DIos! un besazo guapaaa

    AFRICA04

    ResponderEliminar
  4. Muy bonito. Me encanta leerte con tanta tranquilidad. Un besito, guapa.

    ResponderEliminar
  5. Hermoso....esos momentos de la vida son tan pero
    tan especiales y escasos, que hay que saborearlos
    tooooodo lo que se pueda,,,
    bikiñoss

    ResponderEliminar
  6. Me has sorprendido joia bruji, no por lo bien que escribes que eso ya lo sabia, sino por tu encuentro con la paz. Me alegra que poco a poco sepas encontrar esos momentos y los disfrutes. Anoche te echamos de menos pero habran muchos viernes y tu sitio no te lo quita nadie, un beso.

    ResponderEliminar

  7. Es saludable dejarse llevar perdiéndose en el propio "yo" interior, para que el instinto del intelecto se deje conducir donde el corazón disponga... Y así sentirse más gusto con uno mismo y con los que nos rodean.

    Un placer leer tus textos que llenan e inspiran los sentimientos...

    Te entrego un brazo de estelas de colores donde reposa todo el cariño que en este momento tengo reservado para ti.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  8. Andy espero que lo que has plasmado en tu blog lo sientas de verdad, y por supuesto que esa paz que hemos sentido todas te dure eternamente.

    Un beso de chocolate fresquito.

    Geli.

    ResponderEliminar
  9. ¡Sabía que encontrarías la llave que te abriría la puerta de la tranquilidad, del sosiego, de la serenidad…!. La has buscado tanto que ¡me alegro enormemente por esta entrada que has escrito y que has querido compartir!.

    Sabemos que tendremos momentos sin remanso, pero si no fuese por ellos ¿cómo íbamos a valorar los dulces instantes?. Puede que el cuerpo se canse, pero ¡te aseguro que el alma es posible que no se agote jamás!.

    Te prometo que descubrirás nuevos tesoros, lo único que la Vida es tan puñetera que juega con nosotras y nunca nos desvela en qué circunstancia sucederá. ¡Eso sí!, la única condición para que las aguas permanezcan en su cauce, a pesar que alguna que otra vez formen un remolino, es que nosotras seamos una pura balsa de aceite.

    Tus letras son Grandes… tu corazón, aún más.
    Un abrazo inmenso
    Velvetina

    ResponderEliminar
  10. Precioso!!!!Se respira paz en tus letras.Un beso manita.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo20.7.11

    Buenas noches Patry. Ando por aquí dando una vuelta y visitandoos a algunas blogueras y me encuentro con esta entrada tan agradable.

    Gracias por desprender PAZ y TRANQUILIDAD. Siempre me hace falta. Gracias por dármela a esta hora en que debo pensar en irme a dormir.

    Me alegra que tu estés más tranquila y te deseo de corazón LO MEJOR.

    BRAVISSIMA

    ResponderEliminar

  12. La amistad tiene la asombrosa capacidad de hacer que las alegrías se crezcan y las penas se diluyan...

    Hoy es el día del amigo, y entre todos vamos poblando con hojas de amistad el universo de árboles de vida.

    Siendo tus hojas el aporte fundamental de vida para mi, hoy te dice mi alma cantando!!

    ¡¡Feliz día de la amistad amig@!!

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  13. Anónimo21.7.11

    Lindo....como tú.
    Besos mil
    Sue

    ResponderEliminar
  14. un hermoso poema, mi querida.
    DIOS TE ILUMINE.
    el poeta: gonzalo

    ResponderEliminar
  15. Ni que decir que es de lo mas relajante leerlo y sentirse asi.
    Gracias por visitarme,y dar tu pedacito.
    Un abrazo y continua por que tu puedes.

    ResponderEliminar

Deja que hable tu corazón