30 de noviembre de 2009

Mi Madre, Mi Vida.



¿Hay un amor más puro que el que una madre siente por sus hijos?. ¿Hay un amor más sincero, altruísta y desinteresado? Hay muchas clases de amores: el amor hacia un amigo, el amor hacia el marido o la mujer, el amor hacia la familia...... Pero creo, que ninguno es tan grande como el que una madre tiene a sus hijos. Un amor tan grande, que lo mínimo que haría sería dar la vida por tí.

Cuando era pequeñita, el miedo más grande que tenía era que mi madre pudiera faltarme algún día y todo el mundo me decía:"eso lo dices ahora, que eres una niña, cuando seas mayor pensarás de otra manera, tendrás otras preocupaciones, y no vivirás tan pendiente de tu madre".

Puedo deciros que, a día de hoy, con mis 33 años, sigo sintiendo lo mismo por mi madre, a pesar de no vernos constantemente, ni depender de ella, a pesar de que yo atiendo mi vida, y ella la suya... Sigo teniendo temor a perder ese referente tan importante para mí, uno de los pilares básicos de mi vida, porque si hoy soy como soy, si tengo fuerza para salir adelante cuando tengo un problema, si tengo coraje para sacar a mis niños adelante con las dificultades de la vida, si sé querer a mis dos hijos por encima de todo y de todos, todo eso se lo debo a ELLA que me enseñó a ser como soy. Me enseñó a tener respeto a las personas, me enseñó a luchar, y no hizo falta que me diera discursos, ni clases de cómo hacerlo; simplemente observarla a lo largo de toda mi vida es la mayor lección que puede darme.

No sé si algún día mi madre leerá esta entrada, supongo que no, porque la informática y la tecnología no son para ella, ni siquiera le gustan los móviles, pero desde aquí quiero decirle que la quiero y que soy consciente de que le debo todo lo que soy.

Te quiero mamá.

6 comentarios:

  1. Probando probando jajajja

    ResponderEliminar
  2. Menos mallllllll estabas peor que el bolo joé.
    Que te decía por enésima vez, que los hijos estamos para toda la vida unidos a nuestras madres por un cordón umbilical invisible que no se corta hasta el final, de ahí la sensación de que si se corta caemos con ellas. Son lo más grande que hay y la historia se vuelve a repetir con nuestros propios hijos, es la vida niña.
    BESOS
    AFRICA04

    ResponderEliminar
  3. Pincha encima del cubo de basura que hay debajo del comentario
    AFRICA04

    ResponderEliminar
  4. Lo que no hagan las madres por los hijos, verdad? ahora lo hacemos nosotras con los nuestros y entendemos mejor a nuestros mayores.

    Un besito

    ResponderEliminar
  5. Gracias Andy, sali con el perro y acabo de verte en casa. Sin duda cuando somos madres es cuando llegamos a comprender la complejidad de este oficio que no sirve de nada aprender porque cada hijo es diferente y su problematica tambien. Estoy segura de que tu madre estara muy orgullosa de ti, irradias alegria y calidez. Un abrazo para ti tambien, dulces sueños.

    ResponderEliminar
  6. Esto lo tenia guardado, porque era cuando no te iba el ordenador.

    Hola guapa:

    El amor, como tu dices, es diferente dependiendo hacia quien sea, para mi pienso que el amor de los hijos, hoy por hoy es el mas grande que se puede tener, "YO MATO", jajajaja, por mi hijo, daría lo que fuera por él, por eso no entiendo a veces las barbaridades que hacen con ellos algunas madres, si se les puede llamar así, claro.

    Y en cuanto al amor de madre, tiene que ser muy grande, yo lo sé pero de segundas, pues la perdí muy pronto, pero tu, a parte de escribirlo aquí, que me parece estupendo, díselo todas las veces que puedas, aunque te pregunte ¿por que me dices eso? y tu le dices, por que es así, verás como sonríe.

    Un beso de chocolate.

    Geli.

    ResponderEliminar

Deja que hable tu corazón