2 de enero de 2011

La Magia de un Libro



Me encanta coger un libro en las manos. Observo sus pastas, me fijo en la imagen de la sobrecubierta y, por fin, lo abro y me dejo llevar, desde el minuto cero, por una historia de suspense, de amor, policíaca, de terror o de realismo.

Comienzo la lectura, me voy empapando de cada palabra, entretejiendo la historia, dejándome absorver por ella y, durante un rato, me olvido del mundo real; vivo el libro, me identifico con aspectos de los personajes incluso, a veces, me identifico con un personaje en concreto; siento su alegría, su desolación, sus ganas de luchar y, mientras el libro se adueña de mí, no existe nada más.

Por eso me gusta leer en momentos de calma total, cuando los niños duermen o están fuera, para que nada altere mi entrada en un mundo, en el que todo es posible.

Uno de los libros que ha marcado mi infancia fue "Mujercitas", de Louisse May Alcott. Me consoló muchas noches de mi infancia, enseñándome el calor que había en la familia protagonista y que me prometí que algún día plasmaría en la mía propia. Y uno de los momentos más felices, en lo que a lectura se refiere, lo viví cuando publicaron la edición de lujo, en la que recopilaban las dos partes de la historia.

He de reconocer, que tengo predilección por las novelas de misterio y suspense, no lo voy a negar. De hecho, el libro que ahora tengo en mis manos, es de Patricia Cornwell: "Scarpetta". Me encanta Anne Perry, Mary Higgins Clark, Sthephen King y de otros géneros, Danielle Steel, Terenci Moix, Antonio Gala, en fin, podría estar hablando eternamente de mis escritores favoritos.

Uno de los momentos más difíciles que he atravesado recientemente, tuvo lugar hace unos meses cuando, por necesidad, me tuve que deshacer de "mis hijos adoptivos": casi 300 libros que había ido atesorando desde mi más tierna infancia. Tuve que venderlos para que, la vida real, pudiera seguir su curso. Pero, el mismo día en que los entregué, me prometí a mí misma que, algún día, los recuperaría.

Para mí un libro es algo más que un montón de páginas numeradas; el libro cobra vida a medida que lo voy leyendo, me envuelve, me traslada a maravillosos parajes o al más odiado de los infiernos y cuando, al terminarlo, me siento un poquito triste, se debe a que me ha gustado tanto que me da pena que se termine. Diréis que soy un pelín infantil, pero así es.

Lo cierto es que un libro es como la vida misma: tiene un principio y un fin.

12 comentarios:

  1. Fisuras las contiene el viento
    y el alma que derrama el suspense

    ¿quien puede sobreponer el mañana?
    ¡¡Yo no!! ¿Y tu?

    Posiblemente sea un vago capricho
    aquel que nos hace seguir...

    sendas bajo el mismo palio
    pienso luego existo...

    me acurrucan los sentidos
    no los sentimientos

    luego sigo el bagaje
    de las garzas en el desierto...

    ...posible ser un pasaje incierto...

    María del Carmen

    PD/ Que los Magos Reyes
    sean muy gentiles contigo.
    TQ.

    ResponderEliminar
  2. Andy,los libros son un tesoro,tu te desprendiste de los tuyos con dolor,pero seguro que los recuperaras y con creces,es precioso olbidarse de todo, leyendo y entrando en sus letras y vivir lo que quizá nuca vivieremos cuando describen todo yo me veo dentro de la lectura,y rio y lloro o me emociono,segun trate el libro,la verdad es que es una afición que no tendriamos que perder nunca,durante algunos años ,no muchos no podoa leer por que,no entraba,no me acordaba de lo que habia leido y creí que nunca mas podria dosfrutar de la lectura ,el psicologo me dijo que no lo dejara ,que cuando viera que ya no sabia que leia voviera a tras,y asi lo hice durante mucho tiempo,ahora estoy bien y puedo volver a disfrutar de la lectura, a veces me compro libros que ,POR EL BOLO DICEN QUE BONITO ¡¡¡¡ y si puedo voy y me lo compro ,tengo algunos apuntados de pendientes ,por leer.
    ¡¡¡¡Vaya latazo que te pegaoooo!!!!!
    Puede que esté sin conexion algun dia ,por que me he cambiado de compañia.

    Un beso muy fuerte de tu mami.

    menchu_

    ResponderEliminar
  3. Siento mucho que te desprendieses de esos tesoros, pero como dice Menchu los volverás a recuperar, tienes la misma pasión que yo, la lectura, ademas muchos de tus favoritos también son los míos, te dejo otra autora que me gusta muchísimo todo lo que he leído de ella, se llama MARIAM KEYES, son lo mas parecido a la vida misma, los tienes en edición de bolsillo que sabes que son mas baratitos, ya me dirás si lees alguno. Un besazo guapa.

    ResponderEliminar
  4. Nada, que siempre me toca escribir debajo de la petarda.

    Que pena lo de tus libros, pero si no habia otra, pues que se va a hacer. Yo como sabes ahora utilizo el libro electronico, pero por mi enfermedad, y de hecho lo llevo a todos sitios por su tamaño y poco peso, pero en cuanto a los autores muchos o casi todos los que has nombrado he leido libros de ellos. A mi tambien me pasa que tengo que estar muy tranquila cuando leo para poder centrarme, y el mejor momento es cuando me acuesto, es como una pastilla para dormir.

    A veces cuando leemos y nos identificamos con algun personaje o vemos el cielo tal y como lo describen, ahí es cuando realmente estamos a gusto, porque aunque no veamos el paisaje o a la persona, nos las describen con tanto lujo de detalles que las vemos.

    Bueno que leer está muy bien, pero como en las peliculas, lo siento pero, siempre espero que tengan un feliz final, porque para malos ratos ya tenemos el dia a dia.

    Siempre lo digo hasta ahora, el libro de "Memorias de una Gheisa" fue uno de los que por un lado estas deseando terminarlo y por otra no quieres que acabe. Me encantó mucho y luego vi la pelicula.

    Un beso de chocolate.

    Geli.

    ResponderEliminar
  5. Muchas felicidades y paz para este año, dale vida a tus sueños y que la crisis económica pase de largo.

    ¡¡Feliz año 2011!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Con apacible sosiego
    me despierta el crepúsculo

    para mostrame el paraíso
    donde las letras tienen su reinado

    no queriendo perturbar su silencio
    con voz tenue te busco

    queriendo dejarte con afecto
    en esta luciente mañana un cálido saludo

    hoy que ha regresado la ilusión del niño
    que aún duerme en el interior de un ayer perdido...

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  7. Hola ANDY, perdona por no haber entrado antes, que buenos momentos nos regalan los libros!.
    A mi me pasa igual, me meto tanto dentro que luego cuando los acabo me cuesta salir.
    Pensar que me tendría que desprender de los mios me causa hasta dolor, les tengo puesta a cada uno la fecha del dia que me los compré, algunos estan ya muy viejitos, y todos signfican algo para mi. Pero si no quedara más remedio no lo dudaría, no te preocupes que en esos momentos lo primero es lo primero, y tendrás tiempo de volver a recuperarlos, pero te entiendo, vaya si te entiendo!.
    Tan sólo uno se me resistió en su momento,"La sombra de Alejandría", no sé si te lo comenté, lo intenté varias veces pero siempre tenía que dejarlo, y ahí sigue esperando a que alguna vez sea capaz de leer esas páginas aún vírgenes en la estanteria.
    Ahora estoy con "Come, reza, ama" y me está gustando a rabiar. El de "4 hermanas" me dejó con muchas preguntas en la cabeza, con un regustillo agridulce, pero tremendamente satisfecha de haberlo lleido, empapada de todas sus letras.
    La pasión por la lectura debería ser una asignatura más, los libros tienen vida propia.
    Bueno ya no me enrollo más, que este tema es muy interesante, a ver cuando te vuelvo a ver tenemos una charla pendiente jajajajaj, besos.

    AFRICA04

    ResponderEliminar
  8. Con la lentitud que aporta la tranquilidad paso a disfrutar un día más de tus letras enlazadas con el primor de la pluma que sabe sonreír en cada renglón escrito...

    Hoy es día de fiesta y armonía para pasearse por las verjas de los amigos y posar en ellas un suspiro emocionado al ir encontrando el afecto que nos abre la puerta incondicionalmente y nos dice adelante...

    Un beso y un ramito de azaleas para que sigan guardando tus pensamientos llenos de sentimientos...

    TQ.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  9. Hola Andy, un saludo, he pasado por tu blog y no quería pasar sin dejarte un comentario acerca de tu post. Es muy triste deshacerse de cosas queridas, pero recuerda que lo esencial es el interior y tú ya en su momento lo tuviste......
    Piensa que hay otros libros y más cosas de las que aprender.
    Espero que este año tengas muchos más libros que leer ¡¡¡¡
    Un besito
    Sofie.

    ResponderEliminar
  10. Hola amig@ el saludo de este fin de semana lo he dejado en el blog Mis caricias del alma para todos los que me acompañais asiduamente, con un presente que preside la entrada, espero te guste.

    Ha sido adornado con la caricia de mis pupilas, la que te acerco al dejarte estas letras.

    TQ.

    Marí

    ResponderEliminar
  11. ... Yo también debo de ser un “pelín infantil” si al terminar un libro me quedo con las ganas de que tuviese más páginas. Pero ¡bueno!, siempre habrá muchos más libros esperándonos para que nos dejemos llevar entre la inmensidad de sus letras.

    No te aflijas por haberte desprendido de tus joyas pues, dentro de tu corazón, te siguen perteneciendo. Estoy segura de que si hubieses hecho ese mismo gesto para ayudar a alguna ong o a alguna asociación para ampliar sus bibliotecas, tendrías ahora mismo una gratificante sensación… pues Andy, ¡que esa gratificante sensación vuelva a ti porque te has ayudado a ti misma!. Piensa que los libros nacen para ser compartidos, sino ¿por qué llegan a nuestras manos?.

    Un fuerte abrazo

    Velvetina

    ResponderEliminar
  12. Hola amig@!! Te invito a que me acompañes dando un paseo por la orilla del mar, iremos dialogando en silencio mientras nuestros ojos se pierden entre las doradas dunas que bordean el entorno bajo un benigno clima que siempre acoge al visitante.

    De paso haremos una alto en el camino para reponer fuerzas, tomando un mus de gofio, a la vez que brindamos a los oídos la oportunidad de sentir el embrujó de estas tierras al escuchar una Isa o unas Folías música arraigada a estas tierras Canarias.

    ¿Me acompañas?

    María del Carmen

    ResponderEliminar

Deja que hable tu corazón